Inicia temporada ciclónica, Cruz Roja alerta de temporada de tormentas "más devastadora" en Latinoamérica

Inicia temporada ciclónica, Cruz Roja alerta de temporada de tormentas
Inicia temporada ciclónica, Cruz Roja alerta de temporada de tormentas "más devastadora" en Latinoamérica

La Federación Internacional de Cruz Roja prevé una dura temporada de tormentas en Estados Unidos y América Latina, que podría causar devastación y grandes pérdidas en una región ya castigada por la pandemia de COVID-19.

“Nos estamos preparando para una nueva temporada de récords”, dijo a la AFP Roger Alonso, jefe de Unidad de Desastres, Crisis y Clima de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), basada en Panamá.

Los expertos predijeron la formación de entre trece y veinte tormentas en el Océano Atlántico durante la temporada que empieza en junio, de las que entre seis y diez se convertirán en huracanes, de tres a cinco de ellos fuertes (de categoría 3 o mayor).

“Solo en el Océano Atlántico podría registrar hasta 20 tormentas que lleguen a tener nombre, de las cuales cinco podrían convertirse en peligrosos huracanes mayores. Un solo huracán o tormenta basta para causar un desastre que afecte a millones de personas”, detalló Alonso.

Nicaragua Zerstörung duch den Hurrikan Iota

Estragos del paso del huracán Iota en Puerto Cabezas, Nicaragua

Estiman mayor devastación

En un comunicado, la IFRC advirtió este lunes que las tormentas podrían traer “más devastación” a una región que “todavía está muy afectada” por las tormentas y huracanes del año pasado y por la pandemia del covid-19.

En 2020, más de 200 personas murieron en Centroamérica por los huracanes Eta e Iota, que dejaron, además, multimillonarias pérdidas económicas en infraestructura y producción alimentaria producto de las inundaciones y deslaves.

Según datos oficiales, solo en Honduras las pérdidas económicas por estos dos devastadores fenómenos sumó 10.000 millones de dólares, mientras que en Guatemala y Nicaragua superó los 750 millones de dólares en cada país.

La nueva temporada de tormentas, que inicia el martes, llega en un momento donde la pandemia todavía hace estragos en la región, una de las más golpeadas por desastres naturales producto del cambio climático, según organismos internacionales.