El museo a cielo abierto de arte urbano de Miami sigue creciendo

El museo a cielo abierto de arte urbano de Miami sigue creciendo
El museo a cielo abierto de arte urbano de Miami sigue creciendo

El museo al aire libre de arte urbano Wynwood Walls, que cuenta con más de 7.400 metros cuadrados de murales, incorpora desde lunes nuevas obras de trece artistas de EE.UU., México, Cuba, Portugal y Francia como un adelanto de la Semana de Arte de Miami.

A causa de la pandemia, en 2020 no hubo Semana del Arte en Miami, que se celebra en los primeros días de diciembre con la feria Art Basel de Miami Beach como buque insignia.

Por eso, hay “mucha gente” deseosa de ver las obras de “los mejores artistas callejeros del mundo” en un solo lugar, dice a Efe Jessica Goldman Srebnick, curadora de Wynwood Walls y director ejecutiva de Goldman Global Arts.

Este año son trece artistas los elegidos, que va a realizar diez murales y tres esculturas.

Algunos de ellos empezaron hoy mismo a crear sus obras a la vista del público, pues en este museo no solo interesa la obra terminada sino el proceso de creación.

LOS AGENTES DEL CAMBIO

Goldman Srebnick subraya que, ya que la pandemia ha alterado vidas, modificado costumbres y puesto a reflexionar a todo el mundo, se decidió que el tema de la exposición de 2021 fuera los artistas como “agentes del cambio”.

El japonés AIKO, los portugueses Diogo “Addfuel” Machado y Bordalo II, los estadounidenses David Flores, Greg Mike, Scott Froschauer, Joe Iurato, KAI y Kayla Mahaffey, el francés Mantra, el cubano-estadounidense Ernesto Maranje, el mexicano Farid Rueda y el artista local Quake son los elegidos.

Sus obras van a ocupar en esta gran galería a cielo abierto las paredes en blanco, que son las que antes sirvieron a otros artistas para expresar su arte.

La curadora dice que el museo se renueva regularmente pero se garantiza que cada obra permanezca por lo menos tres años en exhibición.

Ninguna obra se olvida, pues queda en la memoria del publico y la organización, pero además está plasmada en videos, fotografías, en blogs y en las cuentas en redes sociales de Wynwood Walls.

Es “muy doloroso” tener que cubrir obras con pintura blanca cada cierto tiempo, pero es necesario para poder mostrar cómo evoluciona el arte urbano, según dice Goldman Srebnick.

Frente a una pared en blanco, en donde mañana empezará a pintar su mural, Ernesto Maranje, nacido en Hialeah (Miami-Dade) de padres cubanos, dice en español que se siente muy afortunado de estar entre artistas con tanto “talento”.

Esta no será su primera obra en Wynwood Walls y la va a dedicar como la anterior a un tema que le preocupa, el medioambiente, la naturaleza y, sobre todo, los animales.

ARTE EN FAVOR DE LA NATURALEZA

Una pantera de Florida, una especie autóctona en peligro, dominará su mural, pero es a las serpientes pitones birmanas que han “dejado su marca” en el sur de Florida a las que está dedicado.

Es una especie invasiva y depredadora que está diezmando la fauna local en los Everglades, el gran humedal del sur de Florida.

A su juicio, las obras de arte urbano no tienen por qué “tener un mensaje” explícito. Él prefiere que la gente saque sus propias conclusiones.

La artista Kayla Mahaffei, una afroamericana de Chicago, ya terminó su mural y estampó su firma en una pared cercana a la de Maranje.

La naturaleza está también muy presente en esta obra llena de color en la que los rostros llenos de luz de dos figuras infantiles afroamericanas ocupan la escena junto a flores, mariposas y otros insectos.

En unas declaraciones a Efe, Kayla dice no saber por qué las mujeres siempre son minoría en las exposiciones de arte urbano. Puede ser el marketing o que aspiran a destacar en el arte tradicional y de “alto nivel”, dice.

Cuando Efe le pregunta si puede deberse a que tienen miedo a estar en las calles, dice que podría ser, pero que hoy en día no hace falta arriesgarse en los barrios marginales de las ciudades para ser considerado artista callejero o grafitero.

Puedes pintar desde tu propia casa o cualquier otro sitio, dice.

Al francés Mantra le faltan unos dos días para acabar un gran mural que ocupa una enorme pared junto a una de las entradas del museo.

Subido en una pequeña grúa, con casco, gafas de motorista y el cuerpo cubierto para protegerse de los potentes rayos del sol, Mantra está haciendo una obra en la que se adivinan las figuras de grandes mariposas.

Según dice, su arte conecta con sus recuerdos, pero también con problemas que le causan inquietud, como la disminución de las poblaciones de mariposas en mucha partes del mundo.

Wynwood Walls fue creado en 2009 por el ahora desaparecido empresario Tony Goldman, quien quería transformar un barrio que estaba lleno de almacenes y bodegas abandonados y tuvo la idea de dedicarlo al arte.

Pensó que esos grandes edificios sin ventanas podrían ser lienzos gigantes para traer a Miami el mejor arte de la calle del mundo y se puso manos a la obra. Hoy no hay guía turística de Miami donde Wynwood Walls no se mencione como una visita obligada.

Los grandes murales no solo está en el recinto de Wynwood Walls: florecen por doquier en este