Las aerolíneas solo darán bonos por reembolsos si los pasajeros los aceptan

Las aerolíneas solo darán bonos por reembolsos si los pasajeros los aceptan
Las aerolíneas solo darán bonos por reembolsos si los pasajeros los aceptan

Las aerolíneas solo pueden dar bonos a futuro a cambio de un vuelo cancelado si el pasajero está de acuerdo. De lo contrario, el billete cancelado debe ser reembolsado, según ha afirmado tajantemente la Comisionada Europea de Transporte, Adina Valean. Con ello, la posición de la Comisión Europea (CE) ataja las pretensiones de Alemania y Países Bajos de permitir a sus compañías nacionales evitar la legislación de la Unión Europea sobre los derechos de los pasajeros. La patronal Airlines for Europe (A4E) también han alertado que el pago de reembolsos acabará con la escasa liquidez de las compañías aéreas y su viabilidad. IATA ha calculado que solo hasta mayo los reembolsos ascenderían a 9.000 M €.

La pandemia de coronavirus ha dejado a muchos viajeros europeos varados a causa de la cancelación de vuelos, tanto por la drástica caída de la demanda como por las restricciones operativas impuestas por la limitación a solo viajes esenciales, las cuarentenas o los cierres de fronteras.

La legislación sobre los derechos de los pasajeros es clara. Cuando un pasajero no recibe el servicio por el que pagó, debe recibir un reembolso, y eso está claro en la legislación, o se le pueden ofrecer servicios de cupones, pero solo si están de acuerdo con estos servicios de cupones. Esta es la legislación que tenemos en vigor“, dijo a Euronews Adina Valean, Comisionada de Transporte.

Sin embargo, el volumen de compensaciones es tan alto que está dejando a la industria de las aerolíneas bajo presión financiera, por lo que la funcionaria europea agregó que están “buscando ver cómo podemos ayudar a las aerolíneas a hacer frente a los problemas de liquidez que tienen ahora, protegiendo también los derechos de los pasajeros”.

La Comisión Europea considera que se necesita un enfoque personalizado, que ayudará a la industria a superar la crisis, pero también protegerá los derechos de los pasajeros. “Estamos preparados para tomar más medidas si es necesario para asegurarnos de que la industria siga viva y lista para reiniciar sus motores. Todavía esperamos que exista una temporada de verano también para el turismo que dependa tanto de los viajes, por lo que estamos buscando todas las posibilidades y flexibilidad “, explica la comisaria.

Sin embargo, en una declaración reciente, Airlines 4 Europe dijo que la Comisión parece subestimar considerablemente la crisis que afecta a las aerolíneas en Europa:

“Esto podría tener serias implicaciones financieras para las aerolíneas a corto plazo. Los Estados miembros de la UE y / o los organismos nacionales de aplicación deberían considerar aceptar un sistema de vales de viaje reembolsables como una alternativa a los reembolsos inmediatos y como una medida temporal excepcional”.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha estimado que los posibles reclamos de reembolso en efectivo de las aerolíneas de la UE sumarán 9.000 millones de euros hasta finales de mayo solamente.

La presidenta de la Comisión de Transporte del Parlamento Europeo, eurodiputada Karima Delli, reconoce que las empresas también deben recibir apoyo, pero la prioridad debe ser que se respeten los derechos de los pasajeros. “Todos tienen una responsabilidad. Los Estados miembros deben preparar medidas excepcionales para beneficiar a los más vulnerables, las empresas deben aplicar la letra de la ley y los ciudadanos deben limitar sus viajes y quedarse en casa”, explica Delli.

La propuesta de Países Bajos

La posición de la CE de prevalecer el deseo del pasajero ratificada por Valean paró de golpe los planes de la ministra de Infraestructura de Países Bajos, Cora van Nieuwenhuizen, para permitir que las aerolíneas compensen a los pasajeros con vales.

Mona Keijzer, Secretaria de Estado de Asuntos Económicos en los Países Bajos, respondió pidiendo al público que acepte los cupones como una forma de apoyar a la industria de los viajes en apuros.

En caso de cancelación de un vuelo, los pasajeros con un boleto separado generalmente tienen derecho a un vuelo alternativo o un reembolso. A principios de esta semana, Van Nieuwenhuizen dijo que quiere permitir temporalmente que se realicen reembolsos en forma de cupones de aerolíneas, debido al brote de Covid-19. Señaló que debido a las restricciones de viaje relacionadas con el coronavirus, las aerolíneas apenas tienen vuelos alternativos que ofrecer y tienen muy poco efectivo para compensar a todos los pasajeros afectados.

En el plan de Van Nieuwenhuizen, los cupones deben ser válidos por un máximo de 12 meses. De no utilizarlos en ese período, los clientes recuperarán su dinero.

La comisaria europea Valean no mencionó específicamente la propuesta holandesa, pero su declaración dejó en claro que los pasajeros no están obligados a aceptar un bono en vez del reembolso de su billete.

Pero al tomar el cupón, Keijzer escribió en un informe para el parlamento: “Apoyan así a la industria de viajes y aún pueden disfrutar de sus vacaciones previstas en un momento posterior”.

La asociación de consumidores holandeses Consumentenbond también criticó el sistema de cupones. La asociación señaló que los pasajeros se quedarán con las manos vacías si la aerolínea quiebra. “Nos damos cuenta de que las circunstancias requieren medidas especiales. Pero de esta forma, los consumidores salen demasiado mal”, dijo a AD la directora de Consumentenbond Sandra Molenaar.

Temas relacionados