Empresarios extranjeros maravillados con el trato de los dominicanos